"¿Quieres ser más joven?, cambia de velocidad". Carlo Rovelli, "el nuevo Stephen Hawking"

Carlo Rovelli es un físico teórico italiano, nacido en Verona en 1956, conocido por sus contribuciones en la teoría de la relatividad y la mecánica cuántica. Es profesor de física en la Universidad de Aix-Marsella en Francia y miembro del Centro de Física Teórica en Marsella.

Rovelli es uno de los pioneros de la teoría de la gravedad cuántica de bucles, una teoría que busca unificar la relatividad general de Einstein con la mecánica cuántica. También es conocido por sus trabajos en la teoría de la información cuántica y la termodinámica de los agujeros negros.

Además de su trabajo científico, Rovelli es autor de varios libros populares sobre física, incluyendo "Siete Breves Lecciones de Física" y "La Realidad No Es Lo Que Parece", que han sido muy exitosos y han sido traducidos a varios idiomas.

Rovelli nos deja asombrados con los hallazgos sobre el funcionamiento de la materia y del universo. El Stephen Hawking, Rovelli, ha dedicado gran parte de su estudio al fenómeno enigmático: “El Tiempo”.

Cuando Carlo Rovelli dice "Quieres ser más joven? Cambia de velocidad", se refiere a la relación entre el tiempo y la velocidad. Según la teoría de la relatividad de Einstein, el tiempo y la velocidad están interrelacionados, lo que significa que cuanto más rápido viaja uno, más lento parece que pasa el tiempo en comparación con alguien que está en reposo. Por lo tanto, si uno quiere "ser más joven", en el sentido de experimentar más tiempo en la vida, podría cambiar su velocidad para que el tiempo parezca pasar más lentamente para ellos.

Esta idea es fascinante desde el punto de vista científico, pero también tiene implicaciones filosóficas y prácticas. Rovelli sugiere que, en lugar de tratar de frenar el envejecimiento con tratamientos médicos o cirugía estética, podríamos considerar la posibilidad de alterar nuestra velocidad y, por lo tanto, nuestra percepción del tiempo. También sugiere que esta idea puede aplicarse a nuestras vidas cotidianas, alentándonos a ralentizar y apreciar el momento presente en lugar de apresurarnos constantemente hacia el futuro.

"El ejemplo más claro de la relatividad del tiempo es la llamada paradoja de los gemelos, aunque no tienen nada de paradójico. Si uno de los gemelos viaja a gran velocidad alejándose del otro, y luego regresa, cuando se encuentren tendrán edades diferentes: el que nunca ha cambiado de velocidad será el más viejo".

"El tiempo no es un 'continente' absoluto en el que los objetos evolucionan; el tiempo es propio de cada objeto y depende de su movimiento".

"Se han realizado experimentos concretos (no con gemelos, sino con relojes idénticos muy precisos a bordo de aviones rápidos) y cada vez se ha comprobado que el mundo funciona exactamente como lo entendió Einstein: los dos relojes marcan horas distintas cuando se reúnen de nuevo".

Subir